Conservación y duración del Café en grano

Durante esta semana hemos estado conversando en Peregrino acerca del controvertido tema de la duración del café y las maneras de conservarlo mejor. Aqui les compartimos algunas ideas:


Si tomamos en cuenta la parte física del grano y su estructura se podría decir hasta que se trata de un producto no-perecible, es decir, el café en grano en su empaque sellado puede estar ahí por varios años y no convertirse en algo que nos va a intoxicar o provocar algun tipo de daño. Pero nos produce gracia escuchar cuando algunas personas “guardan” por largo tiempo un café a la espera de una ocasión especial o bien quienes creen que con el tiempo el café se pone mejor, algo así como el vino. Lo cierto es que las características organolépticas del grano (fragancia, aroma, sabor, acidez, etc) se van perdiendo con el paso de los días producto de la oxidación. Cabe mencionar que el café es la semilla de una fruta, y así como todas ellas, están sujetas a esta ley del efecto del oxígeno sobre la materia orgánica.

Los que trabajamos el café estamos de acuerdo que el tiempo de mejor desempeño de un café son los primeros treinta días despues de haber sido tostado. Esto no es un número exacto sino una referencia que se puede flexibilizar dependiendo de lo sensible que sea el paladar de quién lo consume. La derivada de esto es la importancia de conocer la FECHA DE TUESTE y su conservación. Podemos tener un grano de una gran marca, incluso traída desde un país reconocido por la calidad de sus cafés, sin embargo, por el tiempo que ha pasado a partir del tueste, vamos a tener una taza pobre en aroma y sabor.

Teniendo en cuenta lo anterior entendemos la regla de guardar nuestro café en un envase hermético, en lugar fresco y seco. Le agregamos el elemento de luz porque se ha estudiado y confirmado que el café reacciona negativamente a la exposicion a la luz solar.


Por esto queremos hacerle las siguientes recomendaciones:

  • Comprar grano con fecha de tueste conocida y reciente.
  • Mantener el grano bien tapado en frasco hermético en lugar seco y fresco sin exposición directa a la luz solar.
  • Prefiere café en grano y muele la cantidad necesaria para cada preparación. (El café molido tiene más exposición al oxígeno por lo que pierde mucho más rápido sus cualidades, la estructura propia del grano es el mejor contenedor de sus aromas).
  • Compra cantidades de acuerdo a tu nivel de consumo mensual de tal manera que recibas café fresco mensualmente y no se te pase de días tu grano.

Buen fin de semana y que disfrutes buen café!